UNAM 

Los montañistas universitarios escalarán el Iztaccíhuatl hasta el punto donde se encontraba el extinto glaciar.

Un glaciar vivo es un eslabón fortísimo en la cadena que sostiene la vida humana, y cuando uno muere, ésta se debilita de manera irremediable. Ritualizar la muerte del Ayoloco es una invitación que un equipo de la UNAM nos hace para informar, sensibilizar y concientizar sobre la importancia de estas maravillosas masas de hielo y nieve.

Investigadores de la UNAM y el equipo de montañismo subirán al volcán Iztaccíhuatl para colocar una placa que declara extinto al glaciar Ayoloco, ubicado en el centro de esta montaña en la parte conocida como la “panza” de la mujer dormida.

El Ayoloco era uno de los pocos glaciares permanentes en México, aunado al que había en el Popocatépetl, así como el Citlaltépetl, o Pico de Orizaba, y que tuvo un decrecimiento acelerado en los últimos años debido al fenómeno de calentamiento global, según expresó Hugo Delgado, investigador del Instituto de Geofísica de la UNAM.

El equipo colocará una placa de acero en el lugar que albergaba al glaciar, además que en el lugar, se leerán poemas en torno al fenómeno, por parte de la directora de Literatura y Fomento a la Lectura de la Coordinación de Difusión Cultural de la UNAM, Anel Pérez, quien también forma parte del equipo de montañismo universitario.

Para Delgado Granados, también exdirector del Instituto de Geofísica, la desaparición de los glaciares impacta directo en el ambiente, desde cambios en el clima local dado que al quedar la roca desnuda, en lugar de reflejar el sol, lo absorberá, lo que podría resultar en un aumento de temperatura y un cambio del clima en las cumbres.

Esta situación es irreversible y afecta de manera directa a los humanos, señala Delgado Granados, y comenta que debemos cuidar el ambiente, pues éste es el que puede hacer que las condiciones sean inhabitables para el género humano, lo que podría llevar a la extinción de la especie: El mundo seguirá existiendo, pero nosotros ya no tendremos condiciones para habitarlo, y por lo tanto hay que procurar conservar el ambiente para las generaciones que nos preceden, termina el investigador.

 Compartir:Ubícate UNAM

travesíaunam_Equipo de la UNAM colocará placa que declara extinto al Glaciar de Ayoloco

Los científicos alertan que para el 2050 en los mares habrá más plástico que peces.

*En 1950 se producían 3.2 millones de toneladas de ese material, en 2015 la cifra alcanzó los 448 millones

El pasado 29 de junio de 2019 se publicó la reforma a la Ley de Residuos Sólidos del Distrito Federal (LRS); el objetivo fundamental de la misma fue prohibir la comercialización, distribución y entrega de bolsas de plásticos a los consumidores en la Ciudad de México. De acuerdo con el artículo tercero transitorio de dicha modificación, la medida entro en vigor el pasado 1° de enero de 2020.

Por ello, con el comienzo de año, se abrió un intenso debate en la Ciudad en el que diferentes voces, en diversos foros, han expresado su opinión. Desde el foro académico Rodrigo Gutiérrez Rivas, investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas opina que iniciativas como esta son relevantes y ya muy ensayadas en otros países. “No estamos inventando el hilo negro en la Ciudad de México”.

El debate sobre la problemática del plástico a escala global comenzó hace décadas, añadió el investigador. Los sistemas ecológicos a escala planetaria han experimentado daños severos con artículos de ese material. La comunidad científica ha alertado que, de continuar con esta tendencia, para 2050 habrá más plástico en el mar que peces.

Al asunto se ha planteado en foros internacionales como el de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en concreto a través del Programa de la Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) quien ha emitido recomendaciones basadas en el conocimiento científico, que han sido retomadas por muchos países del mundo, incluyendo América Latina, donde se han aprobado normas para contrarrestar la expansión incontrolable del plástico.

Comentario del exrector de la UNAM José Sarukhan acerca de la problemática de la contaminación de los plásticos:

Recientemente, José Sarukhan, exrector de la UNAM y destacado ecólogo, dio a conocer que en 1950 el mundo producía 2.3 millones de toneladas de plástico, y para 2015 la cifra alcanzó 448 millones. “Se fabrican y se venden cerca de un millón de botellas plásticas cada minuto, mismas que pueden durar en el ambiente desde 450 años hasta indefinidamente”, alertó.

“De modo que lo único que hace la CDMX con esta modificación es sumarse a ese conjunto de iniciativas legales, y de política, con las que se está intentando a escala global contrarrestar los efectos nocivos del plástico en el medio ambiente”, dijo Gutiérrez Rivas.

La modificación a la LRS interviene, principalmente, sobre tres artículos: el 3° que establece las definiciones de la Ley; es decir, qué se entiende por “biodegradable”, “compostable”, “plásticos de uso único”, etc.

El 6°, que establece las facultades de la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) en la materia, para que en un futuro próximo desarrolle los criterios y lineamientos relativos al tema de los plásticos de un solo uso.

Y por último el artículo 25° -añadió el jurista- al que se agrega la fracción 11ª bis, que prohíbe la comercialización, distribución y entrega de bolsas de plástico en establecimientos de venta al público.

No obstante, el artículo 25° establece algunas excepciones a la regla. Podrán usarse bolsas de plástico por razones de higiene (es el caso de la venta de pollo o pescado) o bien aquellas bolsas que sean compostables.

-descarga aquí ✅

El coronavirus exige extremar precauciones

Ahora bien, ¿qué se entiende por “compostable”? De acuerdo con la fracción VIII Bis del artículo 3° de la reforma, compostable es aquel material susceptible de biodegradarse al 90% en seis meses si es sometido a un ambiente rico en CO2 o en contacto con materiales orgánicos.

En realidad, como vemos, se trata de una pequeña modificación legal (sólo tres artículos: el 3°, el 6° y el 25° más los transitorios) pero con un impacto interesante que ha abierto una discusión pública relevante.

Asimismo, la Sedema queda facultada para aplicar sanciones a quien no cumpla con la medida. Las multas van de los 2 mil hasta los 168 mil pesos, señaló Gutiérrez Rivas.

En opinión del académico, sorprende la posición de los industriales algunos de los cuales han tramitado amparos como el de la Compañía Nestlé México, lo cual resulta incongruente, pues la planta de la compañía en Suiza tiene, incluso, un centro de investigación para abandonar el uso de los plásticos.

“Es un choque de derechos: el derecho al trabajo de ciertas personas, frente al derecho a un medio ambiente saludable de todos. De modo que los jueces probablemente van a utilizar herramientas jurídicas para dirimir ese conflicto”.

“Debido a que los derechos no son absolutos, sino que todos tienen límites, es común que colisionen entre sí. Una herramienta que suelen utilizar los tribunales para dirimir estas controversias es el principio de proporcionalidad”.

Para aplicar esta herramienta se requiere que la medida esté jurídicamente “prevista en una ley o en la Constitución (requisito que en este caso se cumple), que esa medida sea necesaria; por tanto que no haya ninguna otra mejor para emprender esta decisión de política pública. En tercer lugar, que sea proporcional; o sea: que la afectación sobre un derecho sea proporcional en relación al beneficio del otro”.

Entre las razones intuitivas que podrían considerarse para determinar la proporcionalidad pueden enumerarse el número de empleos que se registran y los que se van a perder; asimismo los daños que se causan y los beneficios que la aplicación de la medida tendrá el medio ambiente.

Además, habrá que tener la seguridad de que los empleos se van a perder. “Hasta ahora la política se ha ido instrumentando de forma gradual y por lo tanto ofreciendo tiempo para una reconversión de la industria. No dice ‘suspendan la elaboración de bolsas’. Son ciertos tipos de bolsas las que se deben dejar de hacer. Se dará el tiempo para comercializar otro producto en donde puedan emplear a esas personas y no genere pérdidas de empleo”.

De acuerdo con Gutiérrez Rivas, “la discusión debería ampliarse a la prohibición de las botellas de agua y de refresco de un solo uso. También a los envases de una gran cantidad de productos empacados con plástico de un solo uso. Como sociedad deberíamos encaminarnos a atender ese tema. Y esta discusión es como la prueba piloto, por tanto lo importante es que se produzca esta discusión y pongamos en la mesa los argumentos. De lo que se trata es de preservar el mundo porque se nos está yendo de las manos”, finalizó.

Te dejo este video: El plástico como basura-UNAM Global

Esto podría interesarte:

https://travesiaunam.com/bioindicadores-la-unam-utiliza-especies-acuaticas-como-bioindicadores/

La solución para ubicación y movilidad en CU

Para ubicación y movilidad en el mapa de Ciudad Universitaria la APP Travesía UNAM es tu solución, conocemos la necesidad de ubicarte dentro de las 730 hectáreas que la conforman en donde convergen educación, academia, administración, investigación, cultura y actividades que requieren de una guía confiable y precisa para llegar a ellas.

Descárgala aquí

https://apps.apple.com/mx/app/traves%C3%ADa-unam-pro/id1479762228

Para aquellos que desean ingresar a la UNAM esta es la herramienta perfecta para conocer Ciudad Universitaria, saber ubicar las localizaciones que requieres y movilizarte dentro de ella. ¿Vas a aplicar para el examen? Te compartimos la Convocatoria de Ingreso a la UNAM 2020 https://travesiaunam.com/wp-content/uploads/2017/03/Primer_Ingreso20-21.pdf

Tanto si eres aspirante, estudiante, trabajador de la UNAM, egresado o simplemente deseas conocer Ciudad Universitaria y sus rincones, esta aplicación es para ti. Existe una gran dinámica dentro de Ciudad Universitaria con cambios constantes que puedes tener en la palma de tu mano con esta aplicación. Travesía UNAM es tu ubicación y movilidad dentro de CU.

Conviértete en un explorador de Ciudad Universitaria a través del sistema gratuito de movilidad interno Pumabús, si eres alumno puedes usar la ciclopista del sistema Bicipuma. Conoce el Jardín Botánico que pertenece a la Reserva Ecológica del Pedregal de San Ángel o el Paseo de las Esculturas, donde grandes maestros de México aportaron su arte para embellecer este sendero. Existe también una gran oferta cultural en el Centro Cultural Universitario, en la aplicación, podrás localizar la Sala Nezahualcóyotl, los teatros, cines, salas etc.

APP Travesía UNAM, Ubicación y movilidad en CU